ActualidadNoticiasOtrosParejas

“Fit sex”: ejercitar el cuerpo para sentirse más cómodo durante el sexo

Estar en forma favorece al cuerpo y la mente, pero también juega un papel importante entre las sábanas. Del fortalecimiento del suelo pélvico al control de la eyaculación.

Del gimnasio a la cama, ¿hay mucho trecho? Probablemente no tanto como se podría creer. Estar en forma favorece al cuerpo y la mente, pero también juega un papel importante entre las sábanas.

¿Cómo influye la actividad física en nuestra sexualidad? Según la psicóloga y sexóloga Sandra López varios son los motivos por los cuales practicar determinadas disciplinas beneficia directamente el rendimiento sexual.

“La sexualidad es parte inherente del ser humano, involucra fantasías, placer, salud, deseo, practicas, por lo que entendemos básicamente que hablamos de aspectos relacionales, psicológicos y físicos”, aseguró la especialista a Clarín.

Ejercitar el cuerpo impacta en todos los aspectos de la vida: “Si trabajás resistencia, fuerza, estiramiento y fortalecimiento muscular, claramente se notará en todas las acciones que lleves a cabo, no sólo en la sexualidad”, sostuvo López.

La sexóloga distinguió entre los beneficios que la gimnasia otorga a nivel mental y a nivel físico. Según ella, “cuando te ves bien y te sentís del mismo modo, con la posibilidad de lograr lo que te propones, aumenta fundamentalmente la autoestima”. En ese sentido, agregó que esto “es muy importante para la sexualidad, ya que la baja autoestima genera que te acerques a la sexualidad con ansiedad, la peor enemiga del placer”.

Estar en forma favorece al cuerpo y la mente, pero también juega un papel importante entre las sábanas. Del fortalecimiento del suelo pélvico al control de la eyaculación. Foto: ilustración Shutterstock.

Estar en forma favorece al cuerpo y la mente, pero también juega un papel importante entre las sábanas. Del fortalecimiento del suelo pélvico al control de la eyaculación. Foto: ilustración Shutterstock.

Desde el plano físico, destacó la adquisición de “resistencia y flexibilidad muscular para ejercer distintas practicas a la hora del sexo”, así como la importancia de “la función cardiológica para regular la respiración”. Por último, resaltó que “la actividad física dilata los vasos sanguíneos, produciendo una mayor sensibilidad del clítoris y facilitando las erecciones”.

Pero eso no es todo: uno de los efectos más valiosos tiene que ver con el fortalecimiento del suelo pélvico. “Ahí encontramos un grupo de músculos fundamentales para la salud sexual y para el placer, ya que si están hipertónicos pueden generar dolor en la penetración (dispareunia) o incluso llegar a hacerla imposible (vaginismo)”, explicó López. Si esos mismos músculos están hipotónicos –añadió-, pueden causar prolapso. En conclusión, “si están en el tono adecuado las contracciones voluntarias de los músculos del suelo pélvico favorecen el orgasmo para las personas con vulva”.

En cuanto a “las personas con pene, el ejercicio mejora la erección y ayuda a controlar la eyaculación”, detalló la experta.

Finalmente, la sexóloga destacó al yoga entre las disciplinas recomendadas tras argumentar que “está demostrado que incrementa el deseo sexual, mejora la erección y el control eyaculatorio, así como la elasticidad para intentar posturas diferentes”. La psicóloga explicó que parte de esto tiene que ver con el aporte de la meditación, “que favorece la observación de pensamientos sin juzgarlos y permite la focalización en las sensaciones físicas, dejando aspectos perturbadores de lado”.

Fuente: https://www.clarin.com/relaciones/sexo-gimnasia-ejercicio_0_1ZrTBnojU.html

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba