Cabe recordar que el orgasmo no tiene su base solamente en los genitales, pues hay evidencia de personas que lo han tenido mediante la estimulación de los senos, las piernas, el cuello o mediante un beso.

Las recomendaciones de Sexualidad 180 para tener un orgasmo anal son: realizar un masaje previo en el ano, preparar la zona ya sea con estímulos orales o con un lubricante y penetrar lentamente mientras se acostumbra la zona.

Esta es la explicación de Betancurt: